La Sedo ( sociedad española de ortodoncia) define la ortodoncia como una especialidad odontológica que estudia, previene y corrige las alteraciones del desarrollo, las formas de las arcadas dentarias y la posición de los maxilares, con el fin de restablecer el equilibrio morfológico y funcional de la boca y de la cara, mejorando también la estética facial.

Hasta hace unos años, el tratamiento mas habitual de la ortodoncia era la utilización de los brackets, ya sean metálicos, estéticos o linguales.

Los brackets son unos elementos que se adhieren a la superficie vestibular del diente mediante materiales adhesivos de fácil retirada una vez terminado el tratamiento.

El tratamiento con brackets es efectivo y rápido, de una duración aproximada de 18 meses- Durante el tratamiento habrá que utilizar en su mayoría unos elásticos intramaxilares para poder engranar la oclusión correctamente.

Los brackets pueden descementarse, especialmente al inicio del tratamiento. Es por ello que hay que vigiliar a la hora de comer y evitar ciertos alimentos que favorecen que estos se despeguen y obliguen al paciente a acudir a la consulta de urgencia.

Todo tratamiento de ortodoncia implica una colaboración del paciente, en el caso de los brackets hay que insistir mucho en el cepillado dental, siendo 3 veces al día, ya que el dispositivo acumula mucha placa bacteriana y provocando inflamación de encías o aparición de lesiones incipientes de caries dental  a modo de mancha blanca alrededor del bracket.

Al terminar cualquier tratamiento de ortodoncia habrá que utilizar el tratamiento de retención que índice el profesional.

Llámanos al 94 404 25 55, donde analizaremos tus necesidades y requerimientos para ayudarte a conseguir la sonrisa que siempre has deseado.