Mi primera vez en el dentista (Clínica Ibaiondo)

Hola me llamo Urko, ayer estuve por primera vez en el dentista y mi ama me dijo que había sido muy valiente porque muchos niñ@s tienen miedo al dentista. Por eso os voy a contar a todos cómo ha sido mi primera visita para que podáis comprobar que los dentistas molan un montón!!!!

Mi ama escogió para mí la clínica a la que van mis aitites porque tienen doctores especiales para los niños, se llaman odontopediatras. La clínica se llama Clínica Ibaiondo y está en mi barrio, Miribilla.

Teníamos cita el lunes por la tarde pero puedes escoger otros días porque tienen dos doctoras para niños. Cuando entras en la clínica hay una sala de espera sólo para niños!!! Es una sala súper divertida porque puedes pintar, leer un libro, jugar con todos los juguetes que tienen, también puedes quedarte tumbado en unos pubs muy grandes viendo la tele o incluso jugar con la play!!!!   Dan ganas de ir todos los días!! Además hice amigos nuevos porque estaba lleno de niños.

Una de las chicas vino a buscarnos a mi ama y a mí para presentarnos a mi doctora. Nos llevo al gabinete que es donde tienen los sillones para que nos tumbemos y la doctora pueda vernos los dientes.

La doctora tiene un uniforme de mi color preferido, verde! Con un montón de dibujos. Me dijo mi nombre y me ayudo a sentarme en el sillón. Me iba explicando todo lo que iba hacer antes de hacerlo: “esto es un espejo que voy a utilizar para mirar tus dientes” “ te voy a echar un poquito de aire con esta jeringa que solo echa aire y agua” y lo probaba en  mi mano para que no me asustara. Cuando acabo de mirar mis dientes mi ama le preguntó un montón de cosas! Y la doctora nos dio muchos consejos sobre cómo me tengo que cepillar los dientes, cuántas veces al día, cada cuánto tengo que venir a verla, que es recomendable en mis almuerzos en el cole, meriendas, comidas… la verdad es que aprendí un montón de cosas!

Además me dijo que me había portado muy bien y me regalo un reloj de arena que uso cada vez que me cepillo para saber que sí que estoy el tiempo que ella me dijo. También me dio un espejo parecido al que ella había utilizado para mirar mis dientes!

 

Mi doctora le dijo a mi ama que me recomendaba venir dos veces al año para que ella pudiese comprobar que todo iba correctamente además de verificar que le había hecho caso en todos los consejos que me había dado. Le dijo que era muy importante hacer un seguimiento del tipo de mordida que iba desarrollando porque todos los problemas en la boca se resuelven mucho mejor cuando somos pequeños.

Cuando ya nos íbamos me di cuenta que en la Clínica Ibaiondo vive el ratoncito Pérez!!! Allí tiene su casita!! Con su felpudo, su escalerita y la puerta donde pone Sr. Perez.

A todos los niños que conozco les he contado mi experiencia para que así puedan pedir cita en Clínica Ibaiondo y puedan tener muy bien los dientes y como dijo la doctora, una boca sana.

Cuando se me caiga el siguiente diente ya sé donde lo va a guardar el ratoncito Pérez…en Clínica Ibaiondo!!